Actualmente contamos con dos explotaciones mineras. La principal, se encuentra en el término municipal de Cañete la Real en la provincia de Málaga. El otro centro de extracción se encuentra en la provincia de Sevilla, concretamente en el término municipal de Osuna. La materia extraída en ambas explotaciones tiene, según los estudios realizados por el ICV perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), una gran pureza química y mineralógica. Se trata en ambas explotaciones de minerales dolomíticos con altos porcentajes de magnesio, lo que brinda al material de numerosas aplicaciones.
El grueso de la extracción actual está destinado a la producción de materias primas para su inclusión en la fabricación de hormigones, mezclas bituminosas y a su utilización en firmes. Gracias a sus características técnicas, el material tiene numerosas aplicaciones dependiendo de su estado: masivo, molido, calcinado, … Una de nuestras futuras líneas de investigación es su utilización como regulador de la acidez de los suelos agrarios, o en la fabricación de cementos Sorel.